1

El Turco: la barbería exclusiva para hombres clásicos

Ingresar a El Turco es como adentrarse en aquellas barberías americanas de los años 40 que, seguramente, hemos visto alguna vez en películas de antaño. El olor a colonia del abuelo, los muebles de madera y esas navajas ‘vintage’ son parte de la experiencia que ofrece esta famosa cadena de barberías, que ya cuenta con 9 locales en Lima.

Un lugar para ‘barbudos’

Luis Ángel Pérez es el artífice detrás de este concepto. Él siempre fue barbudo y, como tantas otras personas con barba, buscó la forma de tratarla, mantenerla y recortarla. Sin embargo, “aquí no encontraba los productos necesarios. Entonces, un amigo me los trajo de afuera”, explica. El resultado fue increíble. “Aquí hay algo”, pensó Luis Ángel.

Así, el actual gerente de El Turco, decidió investigar y fabricar sus propios productos para la barba. Se lo contó a sus otros amigos barbudos y empezó a venderlos. El siguiente paso fue ofrecerlos en distintas peluquerías… hasta que halló otro problema. “La mayoría eran lugares pensados para mujeres, con muy poca especialización en cortes y cuidado de la barba. Allí, los hombres se sentían cohibidos”, explica.

Por ello, hace cinco años se aventuró a fundar su primer local en Barranco y luego de 5 años poseen 9 locales, que brindan una atención a casi 6 mil personas al mes.

Técnica y estilo

Si bien la experiencia de El Turco nos sumerge en las barberías de antaño, ellos utilizan técnicas modernas para cortar el pelo, arreglar la barba y tratarla con sus productos exclusivos, que incluye champús, aceites, ceras, bálsamos, etc. Productos que también pueden ser el perfecto regalo para un barbudo.

Este concepto también ha permitido a Juan Luis y sus colegas ser más que una barbería. “Nosotros somos una comunidad. Aquí vienen hombres como nosotros, con o sin barba, y se sienten en un ambiente cómodo, compartimos anécdotas, tomamos una cerveza, un Jack Daniel’s, escuchamos música. Es una familia”, explica Luis Ángel.

Demanda constante

Si hay algo que le dio mucho entusiasmo a Luis Ángel es que, a pesar de la llegada de la pandemia, la demanda por los servicios de El Turco no decayó, sino todo lo contrario. Lo que hicieron entonces fue adaptarse a los cambios tecnológicos. Así, implementaron un sistema de reservas online, protocolos de seguridad y redujeron el aforo. Esto junto a su excelente manejo de redes sociales ha permitido a El Turco crecer a pasos agigantados.

Una experiencia que mantener  

El siguiente paso para esta barbería clásica es abrirse a mercados internacionales. “Estamos en conversaciones para abrir algún local en Chile, Colombia o España”, añade.

Actualmente, Luis Ángel señala que los barbudos gozan de una buena reputación. Lejos de pensarse -como antes- que se trata de personas con una imagen desaliñada o poco cuidada, “hay barbudos en todos lados: emprendedores, ejecutivos, jóvenes, adultos. Eso ha ayudado a revalorizar la barba y saber que, como el pelo, es necesario cuidarla”, añade.

Así que si eres un barbudo de corazón y buscas un trato personalizado, con el plus de una experiencia de antaño, El Turco es el lugar.

Para más información, visitar: https://elturco.pe/