• Frío Perú: “El emprendedor necesita capacitación y disciplina para crecer”


    Miguel Sotomayor, gerente administrativo de Frío Perú
    24 de Octubre del 2022
    Reproducir:

    Empresa: Frio Peru S.A.C. Código de asociado CCL: 00040333.3

    image_pdfimage_print

    La crisis económica ocasionada por la pandemia de Covid-19 dejó entrever crudas realidades. La más común fue darnos cuenta de la apabullante cantidad de empresas informales que existen y que, como tal, no pudieron aguantar el peso de una crisis tan grande.

    Frío Perú, la empresa administrada por Miguel Sotomayor, sí resistió aquella crisis gracias a la “disciplina financiera con la que hemos manejado este negocio durante 16 años”, señala.

    El hecho de haber visto naufragar tantas empresas producto de la informalidad, la falta de capacitación y de apoyo del Estado lo llevó a fundar junto a otros profesionales el Centro de Investigación Empresarial Pyme.

    Con tanta experiencia en el rubro empresarial, Miguel Sotomayor nos da las claves para que los emprendedores se conviertan en empresarios.

    Luego de la pandemia, muchas empresas quebraron. ¿Qué cree que hizo falta para resistir una crisis tan fuerte como esta?

    Como siempre lo he dicho. Para resistir hacía falta la disciplina financiera. Esto significa cumplir con los pagos pactados y manejarse conforme a ley. Gracias a esa disciplina, nosotros como Frío Perú pudimos recibir ayuda de los bancos, pedir a los proveedores que nos dieran créditos, tener clientes fieles y contentos. Por eso, el día que necesitamos nos ayudaron, porque siempre fuimos responsables. Una empresa que no cumple con sus deberes financieros no podrá lograr sus objetivos.

    De hecho, incluso las empresas que sobrevivieron quebraron al cabo de un tiempo…

    Y eso sucedió porque muchas de ellas, en aras de bajar costos, decidieron reducir su calidad, su gente, o sea, perder activos valiosos para la empresa. Por ejemplo, los trabajadores son socios estratégicos de las empresas, un valor que hay que cuidar porque ellos mantienen la calidad.

    A raíz de esta problemática decidieron fundar el Centro de Investigación Empresarial Pyme. ¿Cómo ayuda esta organización?

    Con la crisis de la pandemia nos dimos con la sorpresa de que no solo las empresas quebraban, sino que hubo un 40% que se fue a la informalidad. Entonces, nos juntamos con cuatro socios para ayudar a los emprendedores a afrontar los obstáculos. Actualmente, contamos con 10 profesionales que enseñan temas de mercado internacional, coach empresarial, dan cursos de finanzas, entre otros.

    ¿Qué esperan lograr con los emprendedores?

    Queremos fortalecerlos, crear proyectos de ley y pasarlos al congreso para que ayude al emprendedor. Hay muchas leyes actuales que no los ayudan para nada, muy por el contrario, les generan temor y los hacen caer en la informalidad. Nosotros queremos convertirlos en empresarios.

    ¿Cuál es la diferencia entre un emprendedor y un empresario?

    Un empresario es aquel que busca capitalizar su dinero para crecer. En cambio, el emprendedor, y sobre todo el informal, busca vender solo para ganar dinero, pero no sabe cómo invertir, como hacer un flujo de caja mensual, cómo contabilizar. Y ese desconocimiento es el que queremos revertir. Para que un emprendedor se convierta en empresario necesita comprometerse con el negocio y ser disciplinado.

    ¿Cómo puede un emprendedor empezar a comprometerse con el negocio?

    Llevando una planificación financiera adecuada. Lamentablemente, eso es algo que uno no nace sabiendo. Hay que capacitarse, tener definidas las metas a corto y largo plazo, saber evaluar mes a mes si estoy cumpliendo o perdiendo, tener control, planificación y no ser solo un autoempleado, es decir, alguien que gana el dinero y listo.

    ¿En ese sentido, ustedes no solo los capacitan, sino que también los asesoran en su negocio?

    Exacto. Les damos charlas, talleres, que van desde cómo administrar sus recursos para generar un valor hasta cómo pedir un préstamo. Pero ojo: nada de eso se logra si no hay disciplina financiera.

    ¿Qué cree que le hace falta al Estado para ayudar a los emprendedores?

    El Estado no debe regalar nunca, pero sí ser un protector. Finalmente, los emprendedores y empresarios generan riquezas al país. Entonces, deberían manejar el tema de la burocracia, ser un poco más flexibles, trabajar con las cajas municipales para darles más oportunidades a los emprendedores. Que entes como Sunat, Sunafil puedan acercarse a ellos.

    ¿Qué han aprendido desde Frío Perú luego de haber sobrevivido a la crisis ocasionada por la pandemia?

    Que el manejo de las finanzas y el cuidar a nuestros trabajadores nos ha ayudado mucho. Llevamos ya 16 años en el mercado, ofrecemos las mejores congeladoras a nivel nacional y eso nos ha llevado a vender más incluso en el 2021 y 2021, pues siempre nos preocupamos por fidelizar. Por esa razón, todo lo aprendido en estos años se lo queremos retribuir a los emprendedores.

     

     

     

     

     

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Un Comentario en “Frío Perú: “El emprendedor necesita capacitación y disciplina para crecer””

    Comentarios Destacados

  1. Kennet Medina Vivar dice:

    Importantes e interesantes apreciaciones, la disciplina financiera debiera de ser considerada como una buena practica en todas las empresas, de cualquier dimensión, esto se dará siempre y cuando exista el compromiso desde la Gerencia y del personal técnico o profesionales con los que cuente, felicitaciones a la empresa Frio Perú.

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


 TE PUEDE INTERESAR



Suscríbete Contáctanos